domingo, 27 de diciembre de 2009

Right Side

El lado derecho de mi cuerpo está maldito, no se gracias a quién o qué, pero está maldito. Todo lo que me pasa me pasa de ese lado, aunque sea el que más me cuido (porque es el único que me sirve, el lado izquierdo está para teclear la A, S y D y poco más).

¿Que por qué se me ocurre tal teoría? No estoy seguro, quizás sea el detalle de que ayer ME FRACTURÉ UN DEDO DEL PIE DERECHO. El pulgar, para ser más preciso. El médico dijo algo como "Fractura de la falange distal del primer dedo", lo cual suena mucho más interesante pero no deja de significar "te rompiste el dedo jugando al fútbol, gil". ¡Después tiene el tupé de decir que el deporte es salud! Ya me esguincé un dedo jugando al voley (de la mano derecha, obviamente), y ahora esto; está más que claro que el deporte, lejos de alargar mi vida, me va a terminar matando...

O atrofiando mi lado derecho, de una vez por todas. Hasta el momento acumulo de este lado del cuerpo una ceja cortada (con cicatriz y todo, de niño creía que podía abrir puertas con la cabeza o algo así...), un esguince de pulgar y otro de meñique (este último dedo me duele los días de humedad, estoy viejo mijo), una operación que-no-voy-a-especificar (pero fue de este lado), una fractura en la muñeca derecha (tenía cinco años, mal pensados) y ahora una fractura en un dedo del pie. En cualquier momento voy a dejar el pulmón derecho por ahí, y la cosa se va a poner entretenida...

¿Por qué comparto en mi blog todas las heridas estúpidas que tiene mi cuerpo? Porque sí, tengo entablillado un dedo y me duele, y necesito decírselo a alguien. Hasta estoy pensando subir una foto de mi dedo violeta y torcido, ya que el morbo paga bien... No, mejor no, para eso está Telenoche.

El asunto es que tengo la certeza de que mi lado derecho me odia. Es como si quisiera independizarse de mí, y la forma que encuentra de hacérmelo saber es auto-destruyéndose. Ta, es verdad, ayer tuve un poco de ayuda de un criminal disfrazado de jugador de fútbol, pero qué se le va a hacer... Creo que ni siquiera me cobraron el "fáu". Chorro.

Igual, no todo es tan malo. Esta lesión me sirve para descubrir nuevas cosas divertidas para hacer en vacaciones, para pasar más tiempo en casa y... la puta madre, pésimo momento para quebrarse. ¿No me pudo pasar en mayo, que aunque quiera no puedo estar todo el día fuera de casa? No, por supuesto que no, no tendría gracia.

Aún así ya le estoy encontrando ventajas a mi fractura. Como no debo caminar mucho, estoy todo el tiempo diciendo "alcanzame esto" y delegando tareas domésticas odiosas. Obviamente preferiría estar bien, pero no se conforma quien no quiere... Es más: si no estuviera quebrado, definitivamente no estaría escribiendo acá, así que valoren.

Por el momento, eso es todo. Ya se viene el fin del 2009 (año de mierda, ¡por fin te vas! ¿No podías terminar en setiembre?), así que pasen lindo fin de año, felicidades y todo eso que se dice en las fiestas. ¡Hasta el 2010, si lado derecho no me asesina antes!

domingo, 20 de diciembre de 2009

The Last Question

¡Bienvenidos a Opposing Force una vez más! Antes que nada, una aclaración: en este momento en Montevideo hace un calor insoportable, por lo que mi cerebro está en pésimo estado. Aún así escribo, principalmente porque no quiero dejar al blog tirado (intento que sea el primer proyecto que no dejo en cuanto lo empiezo, como el fútbol o las clases de guitarra).

Así es que me dispongo a crear una entrada decente, para lo que debe cumplir unos requisitos especiales en estas épocas del año:

1_ Tener la menor cantidad de faltas de ortografía posible (eso siempre).
2_ No hablar de política (las elecciones ya fueron, ya está).
3_ No hablar de Navidad (¡¡¡¡¡Bastaaaaa!!!!! Dejen de recordarme todo el tiempo que es Navidad, ¡Como si me fuera a olvidar! ¿En qué otra época del año se come tanto turrón?).

Listo, estos son más o menos las pautas para escribir una entrada decente, procuraré cumplirlas...



Hoy mientras entraba a mi cuenta de Blogger (sin las más puta idea de sobre qué escribir, para variar), se me ocurrió hacer una crítica a un libro/cuento/símil. Inmediatamente me di cuenta de que era una idea estúpida; no hay nada que me capacite para hacer una crítica a un libro mejor que la del diariero de la esquina, el cual tiene mucha más autoridad en el tema que yo, por que el tipo trabaja con las letras (las vende). Pero aún así me propuse recomendarles una lectura (porque de leer sí puedo hablar con cierta propiedad).

Hace unos días leí "The last question" de Isaac Asimov, escrito en 1956. Es un cuento corto de ciencia ficción, una cosa bien freakie si se quiere, fiel a mi estilo. Trata básicamente sobre... bueno, sobre unas cosas ahí, que dicen cosas, yo que se, soy pésimo haciendo reseñas. En Wikipedia en inglés hay un buen análisis-resumen-reseña, así fue como llegué al texto. Digamos que es futurista, hay máquinas y seres humanos y trata sobre el fin de los tiempos, cuando la entropía nos lleve al mismísimo fin del tiempo y el espacio.

Interesante, búsquenlo en alguna biblioteca o librería... O en Internet, claro. Mucho mejor. Consejo: capaz que les conviene buscarlo como "La última pregunta", para no tener que leerlo en inglés como yo.


Otra lectura muy recomendable: "-All you zombies-" de Robert A. Heinlein. Otro cuento corto de ciencia ficción al que llegué al encontrar su análisis-resumen-reseña en Wikipedia en inglés (gracias a la magia de Stumble!). Este fue publicado en 1959 (actuales ambos, sí), y trata sobre viajes en el tiempo, paradojas y demás extravagancias. Muy freakie también, con un buen tinte bizarro.

Búsquenlo en el mismo lugar, este también lo leí en inglés y dudo que inventarle un nombre en español funcione (si sos medianamente bueno/a en inglés y tenés un diccionario a mano lo podes entender tranquilamente).



Y así termina la sección cultural de Opposing Force, aprovechen que ahora no hay nada decente en televisión y lean algo como la gente (aparte de este blog, por supuesto jaja).

Próximamente, comentarios sobre "Do androids dream of electric sheeps?" de Philip K. Dick. Antes tengo que terminar de leerlo, voy por el primer párrafo de 98 páginas de Word (tamaño y fuente normal).

Igual seguramente escriba algo antes, así que hasta entonces.

P.D.: Tomen en las fiestas, pero ni se les ocurra conducir. No quiero perder lectores ;)

jueves, 17 de diciembre de 2009

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Vacaciones (otra vez)

Hola hola, ¿como les va? Tanto tiempo... Sí, soy consciente de que hace mucho que no escribo y de que me estoy haciendo el boludo, pero tengo mis buenas razones. Bueno, al menos tengo una buena razón: estoy de vacaciones señoras y señores. Y como todo joven de vacaciones estoy más cansado, desganado y dormido que durante el resto del año.

Las vacaciones básicamente son eso: un tiempo para arrastrarse, dormir poco, comer poco y estar todo el día quejándose del poco tiempo que se tiene. Así es que uno intenta estirar el día acostándose muy tarde, para al otro día levantarse muy tarde y putear por el tiempo perdido. Por suerte en este mundo hay cosas que nos hacen sobrellevar estos tiempos de improductividad y hacerlos muy disfrutables, y he aquí una lista de ellas...

1) El exceso de tiempo para dormir. Aunque termina siendo molesto dormir tanto, es muy necesario cuando uno viene de levantarse a las 6:30 todos los días durante el resto del año.

2) Los días soleados. Es cierto, ultimamente está lloviendo todos los días por estas tierras; aún así, el tiempo nuboso y lluvioso es perfecto para realizar actividades deportivas (uno siente que vale la pena vivir luego de jugar al fútbol bajo lluvia, créanme).

3) Los amigos. Nada mejor para perder el tiempo que los amigos, lástima que entre los que tiene que estudiar para los exámenes y los que tienen que trabajar van quedando más bien pocos. Aún así, siempre hay tiempo para perder el tiempo.

4) Pro Evolution Soccer. Enemigo del aburrimiento por excelencia, digan lo que digan.

5) Bunsen y Sinfest, excelentes webcomics (muy recomendables, busquen en Google).

6) Rock Riot en Facebook. Sí es cierto, Facebook es perjudicial para el intelecto, pero este reciente descubrimiento vale la pena. Es un gran sustituto del Guitar Hero, aunque no le llega ni a los talones; aún así puede ser muy adictivo (y tiene los mismo efectos alucinógenos, ya lo comprobé).

7) Las noches frescas. Uno ya no corre el peligro de morir congelado si se desvela, como ocurre en julio o agosto.

8) La proliferación de mujeres en las calles. Yo no sé dónde se esconden durante el invierno, pero en primavera se llena todo de muchachas bonitas (y nótese qué educación) que le sacan un poco el gris a Montevideo. Aún así, después de ver que todas pasan de largo y ninguna demuestra la más mínima atención por uno, casi mejor que vuelva el gris de siempre...

9) La total y completa despreocupación por los horarios. Son las 03:50 y yo estoy escribiendo en el blog, mañana me levanto a las 14:00, me acuesto a las 16:00. ¡Nada más lindo que no tener horarios!

10) Uno puede achacarle a las vacaciones todo lo que no hace: ¿por qué no escribís en el blog? Porque estoy de vacaciones. ¿Por qué no limpias tu cuarto? Pues, porque estoy de vacaciones. ¿Porque no te acostas a una hora decente, te levantas temprano y haces algo por tu vida que le revista un beneficio a la sociedad? Y, porque estoy de vacaciones, fin de la discusión. Me encantan las vacaciones...



Tema aparte: como blog serio, objetivo y comprometido con la realidad que es Opposing Force, creo conveniente realizar algún comentario acerca del resultado de las recientes elecciones en Uruguay, sin caer en el "¡Vamo' Pepe!" o "¡Chupen giles!" en el que muchos incurren. Acá van unas líneas sobre el asunto:

Bien, me pongo serio. Ejem. Estoy sumamente feliz con el resultado de las elecciones. Como izquierdista que soy, me pone muy feliz que le próximo Presidente sea José Mujica y que la izquierda tenga cinco años más para seguir haciendo avanzar al país como ha hecho hasta ahora. Y esta felicidad no me la va a quitar ningún comentario del estilo "Callate tupamaro", "el pepe es un asesino y un mugriento que vive en un sucucho", o "ahora sí se va todo al carajo, con los blancos se vivía mejor", aunque estás en todo tu derecho de comentar algo así; en este blog se respetan los derechos de todos a opinar y expresarse, como debería ser en todos lados...

Es más, el de "callate tupamaro" es genial, ¡pueden usarlo cuanto quieran!

De mi parte, esto es todo. Hasta la próxima.