jueves, 11 de abril de 2013

Iguales

Finalmente, después de pasar dos veces por cada cámara del Parlamento, se aprobó la ley referente al matrimonio igualitario en Uruguay (entre otras cosas), permitiendo así el matrimonio entre personas del mismo sexo (entre otras cosas). Sin dudas, un paso importantísimo en la creación de una sociedad más justa, inclusiva e igualitaria para todos. El producto de una lucha muy larga por una parte de la sociedad civil, que reclamaba derechos que, creo yo, nunca debió haber tenido la necesidad de reclamar, porque ya debían haber sido suyos desde siempre. ¿Se entiende?

Un triunfo que convierte a Uruguay en el decimosegundo país en reconocer tal unión, y que debería ponernos contentos a todos. Una razón para festejar todos, los que ahora se pueden casar, los que ya podían antes, y los que pueden pero no quieren. Pero sobre todo, una muestra de que si se insiste y se espera, las cosas llegan, y una esperanza de que todos aquellos derechos que faltan conquistar, para diferentes sectores de la sociedad, pueden llegar tarde o temprano. Porque no hay que olvidar que falta muchísimo para una sociedad realmente igualitaria, desde lo social y lo legislativo.

Por ejemplo, todavía hay gente que insiste en la homosexualidad como un defecto. Hay gente que, por manejarse con ciertos valores y creencias, pretende imponer su conducta a la sociedad entera, olvidando que no todos creemos o pensamos lo mismo.

Todavía no existen las mismas oportunidades para todos. Aunque parezca mentira, las mujeres siguen en desventaja al competir por un puesto de trabajo, porque entre otras cosas, un posible embarazo sigue siendo una "complicación". Todavía cobran menos por hacer el mismo trabajo que un hombre, en el mismo puesto. Ni hablar de las oportunidades que tiene la población afrodescendiente, transexual o de bajos recursos.

Todavía convivimos con el racismo, tanto, que es casi parte del folclore. Yo todavía me sorprendo de las pocas personas afrodescendientes que van a mi facultad,  a mi trabajo, o que ocupan cargos importantes.

Todavía hay una parte enorme de nuestra gente que quedó a un costado, social, económica y educativamente, y sigue ahí. Y si no hacemos nada entre todos, va a seguir ahí. Y aunque así lo crean muchos, encerrarlos desde chicos no soluciona el problema.

Todavía tenemos violencia de género por todos lados. Se pelea todos los días por eliminarla, pero sigue ahí. Tenemos una mujer muerta a manos de su pareja por cada cien mil habitantes, entre otros casos. (Fuente)

Todavía tenemos la idea de que la accesibilidad es poco más que un adorno, una preocupación del que tiene las limitaciones y de nadie más. Por ejemplo, de los edificios del complejo donde vivo, no todos los edificios tienen rampa donde se la necesita, porque se espera a que alguien no pueda entrar al edificio para hacerla. En muchos lugares falta entender que la accesibilidad tiene que ser parte del diseño, siempre.

Pero por sobre todas las cosas, tenemos grabada a fuego la idea de que esos problemas deben ser preocupación de esos grupos, nada más. Que no tiene sentido que un hombre heterosexual y blanco defienda los derechos de mujeres y las comunidades LGBT y afrodescendiente. O al menos esa idea siguen teniendo muchos, que por suerte son cada vez menos.

Me parece que deberíamos aprovechar el impulso del paso de hoy y seguir avanzando, atacando los problemas y haciendo lo que tengamos a nuestro alcance. Los que pueden hablar, que hablen; los que pueden proponer, que propongan; y sobre todo, los que deban redactar y levantar la mano, que cumplan su deber.

Pero dejemos para mañana, porque hoy nos podemos permitir festejar. Arriba Uruguay.

14 comentarios:

  1. si hay paises que lo loegalizaron... no tiene nada de malo que nuestro gobierno lo apruebe, al fin y al cabo no hace daño a nadie.

    segui asi con el blog que esta re bien.
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más te digo, en mi opinión, era una obligación aprobarlo, porque ya es hora de que todos tengamos los mismos derechos.

      Muchas gracias! Abrazo.

      Eliminar
  2. Te felicito Ale! Despues de tanto tiempo sin escribir nada por lo menos te mandaste algo como la gente xD. Espero que lo hagas mas seguido (COTO)

    ResponderEliminar
  3. Está muy bueno lo que aportaste, hay muchas cosas que no se tienen en cuenta hasta que ya es tarde y se hace a último momento, de mala gana y varias veces se hace mal, pero esto del matrimonio ya es un pasito adelante para este país tan retrogrado estancado en el pensamiento social medieval...
    No sé si ya has hablado sobre la despenalización del aborto, pero por lo que supe es una burrada como quedo... la mujer pasa por una tortura de cuestionamientos entre psicólogos, psiquiatras, ginecologos y no se que mas para hacerla desistir, si no cambio de idea se suicida por la culpa...
    Te felicito nuevamente por lo que has dicho. Seguí así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ponés sobre el aborto es equivocado, nadie trata de convencer a la mujer de nada. Se le presenta la información científica referente a la decisión que pretende tomar. Luego piensa un par de días y por último decide si abortar o no.

      Si se "suicida por la culpa" no es por la supuesta "tortura de cuestionamientos" sino porque tomar la decisión de abortar no es fácil para nadie. Sería muy irresponsable darle la pastilla y no explicarle nada ni pedirle que se tome dos días para tomar una decisión tan importante.

      Sobre el tema de la entrada: Muy bueno mister, es eso.

      Eliminar
    2. Kore, le estás errando feo con lo del aborto... Lo mejor del proyecto, y lo que más me convence a mí, es esa "tortura previa" de la que hablás. No es una tortura, es un apoyo de un equipo interdisciplinario, que asesora a la mujer antes de abortar, para ver que realmente está segura. Lógicamente, la idea de ese grupo es que la mujer que no está segura, no aborte, porque el hecho en sí no es algo que le haga bien a nadie. Si desiste, mejor, pero si no, puede hacerlo. Como dice Marcelo, si se suicida es por algún otro motivo y, como dice Marcelo también, sería muy irresponsable abortar así nomás, sin preguntar. No nos olvidemos que es el Estado, no puede hacer las cosas a la ligera.

      Marcelo: gracias, es bueno saber que somos varios los que pensamos para el mismo lado.

      Eliminar
  4. Todo muy lindo con los derechos, contentísima por este paso, pero me parece que en lugar de andar recolectando derechos tenemos que rever las obligaciones. Somos un país hecho por personas que en generalmente hacen poco y reclaman mucho. Buena entrada, lo único que no podría es la parte en la que aclaras que sos heterosexual, si uno es seguro de eso no hace falta aclararlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los grupos que nombré en la entrada tienen las mismas obligaciones que todos los que no nombré, porque todos tenemos las mismas. Es cierto que hay gente que reclama mucho y hace poco, pero me parece que no viene al caso...

      Y siempre, siempre me cuido de no aclarar eso, porque me parece irrelevante y porque el que aclara, da la idea de que no entiende bien de qué va la idea (o sea, que todos estamos en la misma lucha). Lo que puse ahí es que siempre se toma a esos reclamos como de las minorías, y que el que tiene que reclamar tiene que ser el de la minoría, y que los de afuera son de palo, o están desubicados, o "para qué reclaman si no es para ellos".

      ¡Aparte no me menciono en ningún lado! Ni siquiera soy del todo blanco...

      Eliminar
  5. Yo siempre he pensado que lo que se debería juzgar es si se es buena o mala persona, lo demás son gilipolleces. Además, que dos personas se quieran sean del sexo que sean siempre es algo a celebrar.

    Saludetes ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca mejor dicho, Señor Yogur! Saludos!

      Eliminar
  6. arriba!!
    por todo lo que se logró... y por todo lo que queda por hacer!
    ojalá que cada vez sean más las manos que voten y que construyan
    saludos!

    ResponderEliminar
  7. Yo te voto a presidente!!! Excelente exposicion de un tema sensible e importante,es muy bueno tu relato y tambien es bueno que abra debate sobre derechos y obligaciones.Debatir enriquese siempre que se haga con respeto y tolerancia

    ResponderEliminar

Pase y diga lo que se le ocurra. Gracias.